Puedes encontrarme en Rambla de Catalunya, 75, 2º - 2ª, Barcelona.

Llámame al666494710

Depresión postparto: ¿Hacer de lo natural una patología?

depresión posparto

Hace casi 3 años que soy madre de dos niños: Leo (2 años y 10 meses) y Abril (1 año y 7 meses), padeciendo la amargura y la dulzura de los dos postpartos. Esta experiencia me ha motivado a  estudiar sobre la etiqueta diagnóstica de la depresión postparto.  Durante mi posparto he vivido en primera persona que si lloraba en mi casa con mi bebé recién nacido tenía que escuchar: ”..es que quizás tiene un poco de depresión post parto…”; si estaba irritable y me enfadaba con mi pareja, más de lo mismo; si me desesperaba el día antes de ir a trabajar:  ” …quizás este algo depresiva…”. La depresión o las enfermedades no se tienen un poco o mucho, se tienen o no se tienen, así que vamos a reflexionar ahora un poco sobre esto.

¿Qué es la depresión posparto?

Los estudios indican que el 80% de las mujeres dicen que experimentan una leve depresión (baby blues) después del parto, es decir, tienen sentimientos de tristeza, preocupación y cansancio de forma leve, y que les duran poco tiempo.

Por otro lado, el 20% de las puérperas experimentan el cuadro depresivo postparto, que es un trastorno del estado de ánimo después de ser madres.

El 80% de las mujeres dicen que experimentan una leve depresión posparto Clic para tuitear

Síntomas de la depresión postparto

Según el manual diagnóstico psiquiátrico el trastorno del estado de ánimo se diagnosticaría si la persona padeciera alguno de los siguientes síntomas:

  • Sentirse triste, desesperanzada, vacía.
  • Llorar frecuentemente y sin motivo aparente.
  • Se preocupa excesivamente, está demasiado ansiosa.
  • Se siente irritable, de mal humor e inquieta.
  • Duerme en exceso o no puede ni dormir cuando su bebé duerme.
  • Tiene problemas para concentrarse, tomar decisiones, etc.
  • Sentirse enfadada, rabiosa.
  • Pierde el interés por actividades que antes le parecían agradables.
  • Padece dolencias físicas y siente que su salud empeora (dolores de cabeza, musculares, digestivos…).
  • Come demasiado o poco.
  • Se aísla de familiares y amigos.
  • Tiene problemas para crear un vínculo afectivo con el recién nacido.
  • Duda constantemente de la capacidad de cuidar al bebé.
  • Tiene pensamientos negativos recurrentes, sentimientos de culpa, piensa sobre el suicidio o dañar al bebé.

Si hiciéramos un diagnóstico de la depresión a través de la anterior lista de síntomas podríamos cometer el error de hacer de lo normal una patología o “patologizar” un trastorno por otro. Por ello, desde la Terapia Breve Estratégica de Giorgio Nardone en vez de hacer un diagnóstico descriptivo como el anterior, hacemos un diagnóstico operativo. A través de un diagnóstico operativo podemos estudiar cómo funciona cada caso en particular y de esta forma pre-escribir un tratamiento a medida para este tipo de depresión posparto. En relación al trastorno del estado de ánimo que nos ocupa diríamos que una mujer padece de depresión postparto si delante de los sentimientos de tristeza, preocupación y fatiga, normales en este periodo, los intenta solucionar durante bastante tiempo con estas tres soluciones que no sólo no funcionan sino que crearían el cuadro depresivo:

  1. Renunciar a cuidar a su bebé, a sí misma, las tareas de hogar, etc.
  2. Pedir ayuda: como la mujer se siente triste, cansada y agotada delega en los demás sus responsabilidades y obligaciones. Pidiendo ayuda y obteniéndola recibe dos mensajes de su entorno, el primero “te ayudo porque te quiero” el segundo “te ayudo porque sé que tú no puedes”. Si la mujer sigue pidiendo ayuda aumentará su sentimiento de incapacidad y empeorará.
  3. Hacerse la víctima: hay muchos motivos después de parir para hacerse la víctima. Por ejemplo, la mujer que deseaba parir vaginalmente y le han hecho la cesárea, que el niño nazca con una dificultad que no se sabía previamente, todos los cambios psicosociales que se viven etc.

La Causa de la depresión puérpera

Desde la Terapia Breve Estratégica la depresión no es la causa sino el efecto de otros problemas psicológicos de base, o por efecto de haber padecido eventos traumáticos, eventos percibidos como injustos o frustrantes, por situaciones donde la persona se siente en culpa o periodos difíciles de la vida (Ej. complicaciones en el parto, problemas de salud de la madre o el recién nacido, problemas de pareja, etc).

En tan  solo un tanto por ciento muy pequeño hemos visto que la causa de la depresión es biológica.

Sin embargo, pienso que  la depresión postparto tiene una causa biológica muy importante. De hecho, todos los estudios indican que se debe a los cambios en los niveles hormonales durante el embarazo y después del embarazo que pueden afectar el estado anímico de la mujer. Pero como sabéis aunque creo que esta depresión tiene una base muy biológica luego se mantiene por otros factores: sociales y psicológicos. Los factores psicológicos principales serian seguir pensando  que dejando de hacer cosas (renunciando), pidiendo ayuda, y haciéndose las víctimas el problema se va a solucionar.

La depresión no es la causa sino el efecto de otros problemas psicológicos de base Clic para tuitear

Poner en duda el estado depresivo después del parto

En este apartado quiero demostraros que en la mayoría de los casos, la depresión después de dar a luz es el efecto de otro trastorno psicológico de base o de otro problema que ya se padecía anteriormente. Imaginaros mujeres que expresan:

  • “Pienso que me estoy volviendo loca”: La base es un problema de ansiedad del tipo fóbico-obsesivo.
  • “Tengo miedo de hacerle daño a mi bebé”: la base es una fobia de impulsión, una fijación obsesiva.
  • “Creí que iba a ser la mujer más feliz del mundo después del embarazo, pero estoy triste”: esto es un error de expectativas.
  • “No quiero que a mi hijo lo toquen ciertas personas. Todo debe de ser esterilizado”: una base de trastorno obsesivo compulsivo.
  • “Mi cuerpo me da asco, no quiero que nadie me vea”: una base de trastorno dismorfofóbico.
  • “Mi pareja no me ayuda lo que pensaba que me ayudaría”: error de expectativa, la base podría ser un problema de comunicación con la pareja.
  • “Cuando estoy con el bebé tengo ganas de volver a mi mundo laboral, cuando voy a trabajar me siento fatal porque querría estar con mi hijo. Total que haga lo que haga tengo sentimientos de culpa o de no estar bien.” : y es que para el ser humano estar en contradicción es la regla, ser coherentes con lo que pensamos y hacemos es la excepción.

¿Cómo puedes superar la supuesta depresión posparto?

Haz activamente nada con el problema. Es decir, lleva contigo estas sensaciones que te abruman, estos pensamientos negativos y evita dar vueltas a estos pensamientos o intentar combatir éstas sensaciones que te incomodan. Por otro lado, actúa haciendo pequeñas cosas como si fueras esa madre que siempre imaginabas ser con tus hijos.

 Si por ti misma no consigues sobrellevarlo no dudes en pedir la ayuda de un psicólogo para poder llevar a cabo un tratamiento psicológico. Si tienes pareja es importante que él o ella también se vinculen a este proceso para que sepan cómo pueden ayudarte mejor.

Si por ti misma no puedes sobrellevar la depresión postparto, debes pedir ayuda psicoterapéutica Clic para tuitear

¿Cómo puedes ayudar a una mujer que sufre un trastorno después del parto?

Las parejas y familiares de las mujeres que padecen este problema suelen intentar con las mejores intenciones ayudar a su familiar con intentos de solución que en vez de mejorar hacen empeorar más el problema. Voy a describir las principales soluciones intentadas que no funcionan del entorno sobre una mujer con depresión postparto:

  • Ayudarla mucho en todas las tareas con el bebé y el hogar. Esto provoca que la madre se esfuerce menos en generar el vínculo materno-filial con su bebé, y además cómo éste es atendido principalmente por el otro conyugue cuando la madre tiene el coraje de cogerlo y atenderlo el bebé llora provocando que la madre se crea más que es mala madre. Hay muchos ejemplos, que explicarían el hecho de que una ayuda excesiva no sólo no ayuda sino que las debilita aún más.
  • Vigilarlas y no dejarlas solas: si por miedo a que le hagan daño al bebé o que hagan alguna tontería no las dejan solas ese pensamiento y el sentimiento de incapacidad no sólo se mantendrá sino que empeorará.
  • Compadecerlas, hablar mucho con ellas del problema y darles continuamente consejos: si el entorno familiar continuamente le pregunta sobre su estado anímico o les habla de alguna complicación médica o de salud de su recién nacido, provoca que la mujer no pueda tener espacios en el día de dejar de pensar en eso que le hace sufrir y permanecer en ese estado de tristeza, además que la encasillan en el papel de víctima. Por otro lado, si también recibe continuamente consejos (no seas tan perfeccionista, deberías de darte un tiempo para tus cosas, etc) lo que provocan es que la mujer se sienta más estúpida al ver que los otros lo ven todo muy fácil y sencillo y ella se siente totalmente impotente de no poder hacerlo como dicen.
  • Tratarlas mal, con dureza y no darles afecto: si el entorno no concede y no toleran sin normalizar a la mujer que tenga cambios en el estado de ánimo, sino que todo el contrario, la mujer se sentirá más impotente, más sola, más triste, más enfadada, más vacía… En definitiva, peor.

Cómo norma general os daré cuatro recomendaciones de cómo ayudar a una mujer con depresión posparto:

 1) Darle mucho cariño y afecto.

2) Ayudarla durante un tiempo a las tareas domésticas del hogar. Evitar la ayuda con las necesidades del bebé.

3) Dejarle espacios de soledad para ella y el bebé.

4) Decirle que aunque lo haga mal, no se encuentre bien, tenga miedo, etc, debe de hacer todos los cuidados de él porque es su responsabilidad, y que a partir de ahora sólo cogeréis al pequeño por deseo de estar con él y no por darle algo que la madre no le puede dar.

Breves conclusiones

La única constante en la vida es el cambio, pero contradictoriamente a los seres humanos nos cuesta mucho cambiar por el estrés que genera. En este caso, deberíamos de ir con mucho cuidado a llamarle depresión a un periodo de grandes cambios.

Si las personas ya en si les cuesta cambiar, una mujer por el hecho de tener un hijo inicia toda una series de cambios en cadena que no son fáciles de gestionar.

5 de los cambios a los que se enfrenta la mujer en el periodo postparto:

  • Cambios en el cuerpo
  • Cambios en el ámbito laboral.
  • Cambios en el ámbito social (amistades, familiares)
  • Cambios en la pareja.
  • Cambios en la autonomía: una no tiene tiempo ni libertad para hacer lo que quiera para sí misma.

Recomendación:

En ese sentido creo importante informar a las embarazadas de la existencia del amargo y dulce periodo después del embarazo, el postparto. En ese periodo recomiendo que se incluyan los síntomas que he indicado antes (del diagnóstico descriptivo). De esta forma las mujeres no  cometerían un error de expectativas que luego les podría provocar el trastorno de estado de ánimo. Si procedemos así, evitaríamos también que las personas y la industria farmacéutica creen e inventen problemas frente una situación natural.

 Para finalizar, acabar con una de mis frases para visibilizar la complejidad de lo que he intentado tratar en este artículo: debemos de evitar patologizar lo que es normal así como debemos evitar normalizar lo que no es normal. Pero ¿Qué es lo normal?… 

Júlia Pascual Guiteras

Madre. Psicóloga estratégica. Fundadora del Centro de Terapia Breve Estratégica de Barcelona. Colaboradora del psicólogo Giorgio Nardone.

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *