¿Feliz Navidad? ¿Quieres saber los que más la sufren?

sobrellevar las navidades
Share on Facebook35Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

 

“El recuerdo, como una vela, brilla más en Navidad” Charles Dickens

 

Se acercan las fechas navideñas. Unas fechas muy deseadas para algunos, para otros fastidiosas y para otros temidas. La navidad no gusta a todo el mundo.

En la presente entrada de blog os voy a explicar 6 perfiles de personas que tienen tendencia a sufrir en épocas de navidad. No son las únicas. La finalidad del presente es que seamos más conscientes y nos ayude a comprenderlos y respetarlos más. La comprensión es la base del amor. Así que si queréis a vuestros amigos o familiares no podéis no leerlo:

 

  1. Personas en proceso de Duelo: Cuando se pierde un ser querido se sienten muchas emociones: dolor inmenso, tristeza, depresión, rabia… La mayoría de personas se encuentran en el dilema de si deben o no deben de celebrar las navidades. De hecho, en muchas casas se vive en Navidades el temido síndrome de la silla vacía. Cuando ha fallecido un familiar y esa silla que ocupaba está vacía y sabemos que ya no la volverá ocupar jamás esa persona. Uno está de duelo no sólo cuando se le muere alguien, sino que también lo está cuando por ejemplo ha perdido una pareja o matrimonio, una amistad, un trabajo, un estatus económico, se ha cambiado de residencia, etc. Deberíamos de ser sensibles en identificar a esas personas y acompañarlas sin juzgar ni presionar la forma en qué quieran celebrar esa época del año.                        Cualquier duelo aunque duela mucho es una reacción natural. Es un proceso de adaptación que el sujeto debe de tener el coraje de atravesar sabiendo que para superarlo debe de tener el coraje de atravesar el  dolor para poder salir fuera de él.

 

  1. Personas con Trastornos de la Conducta Alimentaria: sobretodo personas que sufren anorexia tienen especial temor a esta época del año. Las celebraciones giran entorno una mesa llena de excesiva comida. Debéis de tener en cuenta que estas pacientes temen la comida por miedo a engordar. Y en nuestros banquetes familiares hay la comida más difícil para los trastornos alimentarios: hidratos de carbono y chocolates de todo tipo. Tampoco es fácil para  los padres de adolescentes con trastornos alimenticios. Para todos los otros trastornos alimenticios también son fechas muy difíciles. Pensad en las personas con bulimia o síndrome del atracón donde al estar expuestas a tanta comida son más vulnerables a darse un atracón.

 

  1. Personas con problemas de adicciones: en fiestas de excesos las drogas también están presente. Y sobretodo la droga más socialmente aceptada que es el alcohol donde parece ser bien visto abusar en celebraciones. Pensad lo siguiente: ¿Y si hubiera un familiar en su casa que está en proceso de deshabituación del alcohol y usted no lo sabe? ¿No creen que deberíamos cambiar de hábitos? ¿Por qué debemos de brindar siempre con alcohol y no dar la opción de hacerlo sin? ¿ Por qué hay personas que siguen insistiendo diciendo algo así: en serio no vas a tomar en un día como esté? Las otras drogas y adicciones también pueden ser difíciles para estas fechas donde la emoción del placer se puede acabar desbordando a ciertas personas buscando el placer en sustancias químicas o en conductas (ludópatas por ejemplo) que al final les puede poner en dificultades.

 

  1. Tiempos vulnerables a conflictos familiares y de pareja: en estos días nos juntamos con toda la familia. Y en ¿qué familia no existe el pequeño o más grande “culebrón” familiar? En estos actos lúdicos se pueden vivir situaciones tensas entre las relaciones interpersonales y se hacen ver más las dinámicas disfuncionales sistémicas.  De hecho, las terapias de familia y las terapias de pareja siempre aumentan después de un periodo vacacional. Las terapias son muy recomendables para fortalecer los lazos de unión que el paso del tiempo puede deteriorar. En relación este año con el proceso sociopolítico de Catalunya mis consejos serían principalmente dos: 1) Evitar hablar de política en las comidas navideñas, 2) Si uno quiere hablar antes preguntar al otro si le apetece hablar del tema.

 

  1. Personas perfeccionistas: pensemos aquellas amas de casa que quieren tener todo bajo control de forma tan excesiva que ellas mismas se pueden ahogar con un vaso de agua. Con su búsqueda extrema a la perfección acaban estando irascibles e irritables con las personas de máxima confianza. Quieren que todo salga perfecto y controlan hasta el mínimo detalle. Esto les provoca que no puedan fluir ni disfrutar porque están continuamente en tensión. Son personas con tendencia obsesiva. Seguro que todos han vivido esa anfitriona que no ha estado en la mesa comiendo con nosotros mientras prepara minuciosamente los platos y está pendiente hasta el mínimo detalle de todos los invitados.

 

  1. Personas con fobia a las aglomeraciones, centros comerciales: son tiempos de ir a comprar regalos para nuestros familiares y amigos. Para algunos es placentero, pero para otros es fastidioso y en algunos casos les horroriza. Estos últimos, quieren evitar a toda costa las largas colas, los sitios llenos de gente donde apenas te puedes mover, etc. Sienten terror en encontrarse en medio de mucha gente y no poder salir cuando ellos quieran. Tienen miedo de padecer ansiedad, hasta crisis de pánico por encontrarse en un sitio claustrofóbico y con aglomeración de gente.

 

 

Para concluir, decir que cada uno es libre en percibir la navidad como una festividad bonita o fastidiosa. Cada uno es libre de pensar y hacer lo que quiera en este periodo del año y nadie debería de juzgarlo. Eso sí, uno no tiene necesidad de vivir preocupado o que les genere sufrimiento.

Debemos de ser conscientes que cuando la sociedad nos obliga a qué debemos de celebrar y estar felices en este periodo, como los humanos somos principalmente contradictorios sentimos en menor o mayor medida todo de emociones contrarias a la alegría. Esto es normal. Es también el secreto de la navidad. El secreto desvelado de la navidad es que no hay alegría sin tristeza, no hay ilusión sin nostalgia, no hay amor en el mundo sin enfado por sus reglas…

Por último, os recomiendo que si os sentís identificados en alguno de los perfiles o bien, ya anticipáis que pueden ser difíciles estas navidades no dudéis en buscar apoyo psicológico para poder sobrellevarla. Éste os puede ayudar para poder sobrevivir a unas fechas que cada vez más gente perciben como nostálgicas, fastidiosas y demás.

 

Os dejo mi participación en el programa de televisión Aquí y Ara en el canal 1 de Televisión Española sobre la temática:

 

 

 

 

 

 

Júlia Pascual. Psicóloga Barcelona. Especialista en terapia familiar y terapias de pareja. Psicoterapeuta oficial del psicólogo Giorgio Nardone.

 

Artículos relacionados sobre psicología y terapias psicológicas

Trackback URL: http://www.juliapascual.com/sobrellevar-navidad-con-problemas/trackback/

Leave a comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *