Puedes encontrarme en Rambla de Catalunya, 75, 2º - 2ª, Barcelona.

Llámame al666494710

El trastorno límite de personalidad: la estable inestabilidad

En la actualidad observamos un aumento muy considerable de personas que padecen trastorno límite de personalidad, también llamado trastorno de personalidad borderline. De hecho es el trastorno de personalidad que más afecta a la población. Estos pacientes son como funambulistas que intentan andar por la vida encima de una cuerda floja, y por lo tanto, se desequilibran constantemente y se caen reiteradamente. Es decir, son personas que viven en una inestabilidad continua.

trastorno límite de personalidad

¿Cómo se detecta un trastorno límite de personalidad?

Las personas que padecen esta patología viven en una constante inestabilidad, que puede ser destacable en una o varias áreas. Una inestabilidad que se refleja en su constante cambio del estado de ánimo (ira inapropiada, sentimientos de vacío e insatisfacción constantes, cambios de humor frecuentes), en el continuo cambio de las acciones que realizan, en relación a su autoimagen y la valoración sobre sí mismos, y respecto a las relaciones con los demás.

Por ejemplo, Laura es una chica que a veces es muy dulce y muy buena con su pareja pero luego puede ser muy desagradable y agresiva. Pasa de tener ilusión por querer hacer una cosa, a encerrarse en su habitación negándose a hacerla.

Por otro lado, Luis es capaz de mudarse de casa 3 veces al año, y aunque quiere ser fiel a su pareja, continuamente tiene romances con otras chicas. Predica que le gustaría ser y llevar vida de poeta, pero luego es un exitoso empresario enganchado a todo lo superficial y todo lo material (pensamientos disociados).

Otras características de personas con trastorno de personalidad borderline:

  • Son especialistas en buscarse, construirse y meterse en problemas.
  • Son personas impulsivas. Está característica se puede observar por ejemplo con problemas de atracones, bulimia en relación a la alimentación, conductas imprudentes, conducción temeraria, en el sexo, consumo de drogas, etc.
  • Son las personas que más sufreny las más sensibles, por eso, de tanto levantarse y caerse al final pueden intentar suicidarse.
  • El sufrimiento es tan grande y de forma tan continua que pueden tener problemas con las drogas o autolesionarse para sedar su malestar.
  • Presentan alteración de la percepción. Por ejemplo, pueden sentir despersonalización, pensamientos de desconfianza, pensamientos extremistas de blanco o negro, o tener una valoración de sí mismos de forma inestable.
  • Establecen relaciones con los demás de forma intensa e inestable: pasan de la valoración a la devaluación (o blanco o negro), suelen tener bastante dependencia para evitar el miedo real o imaginario del abandono.

A pesar de la lista anterior, un psicólogo estratégico observa la regularidad de las acciones que crean el problema y, por lo tanto, la singularidad y la idiosincrasia de cada persona que padece un trastorno borderline de la personalidad.

¿Cómo se trata el trastorno de personalidad desde la Terapia Breve Estratégica?

A pesar que las clasificaciones y manuales de psiquiatría dicen que estos problemas son crónicos y que no tienen solución, desde la terapia breve estratégica siempre empezamos a trabajar bajo la premisa de pensar que esta patología se puede eliminar y modificar totalmente. Esto nos permite ser más operativos y resolutivos, hasta el punto de poder decir que hemos conseguido eliminar supuestas etiquetas de trastornos de personalidad que llevaban nuestros pacientes.

Fases del tratamiento psicológico:

  • La primera fase: nos centramos en romper el círculo vicioso patológico que el paciente presenta en ese momento. Empezamos así a intervenir con el problema más invalidante o dominante.
  • La segunda fase: consiste en trabajar sobre las relaciones con los demás y el modelo familiar para construir su estabilidad a través de referencias.
  • La tercera fase: es donde realizamos el trabajo de construcción y equilibrio de todo lo que se ha trabajado previamente.

En estos casos y como dice el psicólogo Giorgio Nardone, la terapia no es breve en el tiempo porque al paciente le debemos de ayudar a resolver varios problemas que presenta e iremos uno por uno, y porque luego debemos de hacer un trabajo de construcción de su estabilidad en sus diferentes contextos de vida. Por todos estos motivos, para la terapia de los trastornos límites de personalidad decimos que se necesita una terapia breve a largo plazo.

En definitiva, hemos de ayudar a la persona que anda encima de la cuerda floja a que cada día se caiga menos, y que cada día haga menos oscilaciones gracias a haberle ayudado a construir una barra estabilizadora que le ayuda a mantener el equilibrio, la estabilidad.

En otras palabras, debemos de ayudarles a aprender a cabalgar su propio tigre.

 Júlia Pascual Guiteras Psicóloga Barcelona. Fundadora del Centro de Terapia Breve Estratégica de Barcelona.

Colaboradora del psicólogo Giorgio Nardone.

Otros trastornos que tratamos desde la Terapia Breve Estratégica en nuestro centro